martes, 5 de octubre de 2010

DAFO, DAFO, DAFO de mi amor

En fin. Va de reflexiones. Veo por los suburbios virtuales del curso, es decir por nuestros blogs, muchas horas de esfuerzo, desesperación porque lo soñado no se hace tangible si no es con mucha dedicación... las incertidumbres propias de los primeros pasos que a todos nos angustian.

Y para ayudarnos hay herramientas como las que nos propone Xabier en su entrada. Antes de abordar lo que se nos propone en la primera tarea, el análisis de la situación en nuestro centro, me he dedicado a leer sobre el análisis DAFO lo que he encontrado por ahí, a partir de las sugerencias de Xabier. La wiki de Fernando Trujillo puede ser un buen resumen de esas lecturas.

Pero todas esas técnicas y herramientas no me acaban de convencer. Tengo sobre la mesa el informe sobre la evaluación respecto al Modelo de Madurez Tecnológica que, basado en técnicas de ese estilo, hizo en nuestro centro en 2008 la empresa que entonces se encargaba de esa tarea. Seguramente reflejar esos datos en las tablas que nos proponen en ese tema me permitirá alcanzar los primeros objetivos del mismo.

Sin embargo, eso no me parece más que reflejar evidencias que se alcanzan con otras herramientas más simples: el conocimiento de tu lugar de trabajo y de tus funciones, la reflexión ante los datos observados y el sentido común. Aunque seguramente, cuando escriba basándome en esas premisas me salga un bonito DAFO. A mi me bastará si, se llame como se llame, sirve para avanzar en lo que nos mueve: un uso de las TIC para que sean una herramienta ayude a mejorar nuestra labor en el aula. Ni más, ni menos.